Medios

Mendoza: una masiva marcha y un fuerte paro docente desafía al gobernador radical Suarez

Diario La Nación - Pablo Mannino

Miercoles, 27 de Julio de 2022

Una masiva huelga y protesta de docentes y personal de salud tiene en vilo a las autoridades mendocinas. Los trabajadores de la educación y los médicos no solo decidieron hoy ausentarse de escuelas y hospitales como parte de la medida de fuerza, que se extenderá hasta mañana, sino que se sumaron a una multitudinaria marcha, con una gigante bandera celeste y blanca, por las principales calles de la capital provincial, lo que representa la primera expresión de peso, vinculada a lo salarial, durante la gestión del gobernador radical Rodolfo Suárez.

La jornada arrancó temprano con un altísimo acatamiento de los educadores al paro, por lo que las escuelas estuvieron prácticamente vacías, según pudo observar LA NACION en un recorrido por diversos establecimientos del Gran Mendoza, más allá de las cifras dispares entre los gremios y el Gobierno. De hecho, fueron los directivos y los padres de los alumnos quienes manifestaron su apoyo al reclamo de los maestros y profesores, de los niveles público y privado, por lo que la mayoría de los chicos se quedó en casa, a pesar de los contratiempos que esto significa para las familias. En el caso de los hospitales, hubo atenciones de las urgencias y las prestaciones de los servicios mínimos, por lo que varios mendocinos que tenían turnos o consultas tuvieron que regresar a sus hogares.

Por un lado, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE), envalentonado por la contundente convocatoria, bajo el lema de "un salario digno", apoyado por el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) aseguró que más del 90% de los educadores se plegó a la medida de fuerza por 48 horas, aún con el impacto que significa en los sueldos de los trabajadores perder el "ítem aula", el adicional salarial para quienes no se ausentan de las aulas, que representa el 10% del haber mensual. En tanto, desde el Gobierno indicaron que sólo se adhirió el 30% del personal docente y sanitario.

"Estamos cansados de reclamar y de trabajar con sueldos de miseria", se quejó Andrea, una docente de Guaymallén. "No podemos más; es indigna nuestra situación salarial", sumó otra maestra, que percibe un salario inferior a los 50.000 pesos mensuales. La columna de manifestantes, con todo tipo de banderas y pancartas, donde también se observó a trabajadores de la salud, nucleados en Ampros, se concentró en las intersecciones de las calles Patricias Mendocinas y Godoy Cruz, de la capital provincial para luego dirigirse a la avenida San Martín, la principal arteria del microcentro local, hasta finalmente acoplarse en el camino con otros sindicatos, como Sitea, ATE y CTA, y llegar a la explanada de Casa de Gobierno, lo que significó un fuerte mensaje de reclamo general al Ejecutivo mendocino, que mantiene abierta la mesa paritaria, aunque hasta ahora las propuestas oficiales sólo han encontrado rechazo.

LEER LA NOTA COMPLETA


MDN